#

La SENACYT realizó el Café Científico ‘Investigación de los recursos hídricos en áreas protegidas’

Panamá, 28 de febrero de 2020. La Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) realizó el segundo Café Científico de este año para abordar el tema “Investigación de los recursos hídricos en áreas protegidas”.

Las panelistas fueron la Dra. Indra Sofía Candanedo, docente e investigadora de la Universidad Tecnológica de Panamá e investigadora principal del proyecto “Hidrología, vegetación y avifauna del complejo de humedales de Matusagaratí, Darién”, y la Mgtr. Ana García, investigadora de la Universidad de Panamá, e investigadora principal del proyecto “Evaluación y monitoreo de las condiciones ambientales y sanitarias de las aguas del Parque Nacional Coiba en el manejo de áreas de uso público”.

Las áreas protegidas brindan servicios ecosistémicos, entre los que se encuentra la provisión de agua. La investigadora Ana Luisa García Valderrama presentó los resultados de sus estudios sobre la calidad de las aguas en dos áreas protegidas: el Parque Nacional Coiba y los manglares de Pedregal, en la provincia de Chiriquí. Indicó que debe existir una relación entre el estudio del ambiente y la planificación de las actividades en áreas protegidas, que garantice que se pueda cautelar un desarrollo sostenido.

Según la Mgtr. García, el recurso hídrico es uno de los principales elementos para garantizar la sostenibilidad ambiental y económica del país. En Panamá, es de suma importancia conocer el estado de este recurso, ya que la presión por la demanda está en rápido crecimiento y las afectaciones de la calidad de este por las actividades antropogénicas cada día es mayor.

La Dra. Candanedo indicó que la conservación de los ecosistemas y especies en las áreas protegidas requiere un conocimiento básico, no sólo de la extraordinaria diversidad de especies que ellas albergan, sino también de los factores abióticos que facilitan o limitan su desarrollo. Esto es particularmente clave para los humedales, ecosistemas sensibles que dependen del flujo, contenido y calidad de las aguas. En su presentación, la Dra. Candanedo describió las relaciones entre los flujos de agua superficial y subterránea que sustentan el humedal de Matusagaratí y algunas implicaciones para su manejo y conservación.

Adicionalmente, la Dra. Alicia Ibáñez, quien se encarga del componente vegetal en el estudio en el humedal de Matusagaratí, mencionó que se están encontrando especies suramericanas que son nuevas para Panamá y están actualizando el mapa de vegetación.
Una de las especies que han visto es el orey, un árbol que alcanza los 30 metros de altura y produce frutos pequeños. Esta especie se encuentra en el caribe panameño, en la provincia de Bocas del Toro y la comarca Ngäbe Buglé, pero los registros para el Darién no se habían actualizado. Para el equipo de investigación, ha sido un gran registro para la botánica del país. “Con este estudio, estamos ampliando los datos de distribución de especies y formaciones de vegetación no descritas para Panamá. Hay muchas novedades botánicas”, indicó la Dra. Ibáñez.

Sobre la SENACYT: La Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) es una institución autónoma cuya misión es convertir a la ciencia y a la tecnología en herramientas para el desarrollo sostenible de Panamá. Nuestros proyectos y programas están enfocados en potenciar el desarrollo científico y tecnológico del país y de este modo, cerrar la brecha de la desigualdad y fomentar un desarrollo equitativo que mejore la calidad de vida de los panameños.

X